13 oct. 2013

Vocabulario básico 1: cada cosa por su nombre




Antes de meterme en este mundillo pensaba como vosotros, es decir, que un "cupcake" era una magdalena de toda la vida, algo mejor decorada y presentada, pero magdalena al fin y al cabo. Error, error y error. Hay diferencias, y muchas. Aquí os explico cómo llamar a cada cosa por su nombre, para que podáis usar los términos con propiedad e instruir al resto del mundo . He aquí las definiciones:

MAGDALENA: la de toda la vida (esta no hace falta que la explique).

MUFFIN: versión XL de nuestra magdalena. Normalmente de chocolate (aunque también las  hay de otros sabores) con trocitos de frutos secos, pepitas de chocolate u otros ingredientes. Sin cobertura.

CUPCAKE: La principal diferencia respecto a las dos anteriores es que el cupcake lleva una cobertura (llamada "frosting"). No es tan grande como el muffin y admite infinitos sabores y decoraciones. La parte del bizcocho es más ligera que la de las magdalenas tradicionales. Es como una pequeña tarta en miniatura y una delicia para los sentidos.

Espero haberos explicado bien los tres conceptos. Ya no vale llamar "magdalenas" a los "cupcakes" ¿eh?

¡Hasta pronto!

Besos,









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme y visitar mi blog. Me encantaría que me dejaras un comentario, ¿te animas?